La inspiración, la conceptualización de una idea y una fuente inagotable de creatividad pueden hacer de algo como la medición del tiempo, una experiencia estética casi indescriptible y, en este caso en concreto, una visión poética y subjetiva del tiempo.

Hablamos de la más reciente instalación del dúo londinense conformado por Bike y Begum Ayaskan, Studio Ayaskan. Un novedoso diseño de reloj bautizado como Trace, cuya función es mostrar al observante el paso del tiempo a través de una rastro hipnótico de color, visible en todo momento.

Esta pieza fue creada para los Lexus Design Awards 2016, gracias a la mentoría de Snarkitecture, un estudio de arquitectura neoyorquino fundado por Daniel Arsham y Alex Mustonen, que busca hacer de su disciplina algo parecido al arte performativo.

Trace de Studio Ayaskan, responde al tema de la anticipación y, según explican los diseñadores, el objetivo de ella es mostrar la conexión que existe entre el pasado, presente y futuro “intenta visualizar el tiempo”. Ofrece la oportunidad de tomar un momento para reflexionar sobre el pasado y hacer notar que el presenta no sólo deja rastros en nuestro pasado, sino que abre el camino a posibles futuros.