Un diseño delicado que se expresa con la atemporalidad de la madreperla; un símbolo de ternura y pureza. Estas son las ideas en la mente creativa de la Manufactura Harry Winston para crear su representación del tiempo eterno, bautizado como Premiere Lace.

Con cientos de horas de dedicada pasión y artesanía en la creación del Premiere Lace de Harry Winston, el guardatiempos nace en una caja de 31 milímetros de oro blanco con 78 diamantes de corte brillante engastados en su bisel. Cuenta con un movimiento automático y se complementa con una correa de piel de aligátor negra con hebilla ardillón engastada con 15 diamantes.

PRNQHM31WW002 copy