Para Manuel Emch, CEO de Romain Jerome,los tatuajes, como el arte urbano, adquieren la condición de arte al ser representadas en cierto nivel”. Esta máxima expresada por Emch es resultado de su encuentro con el artista del tatuaje Xoil, a quien conoció cuando éste finalizaba un trabajo de personalización de un automóvil: algo a lo que parecía totalmente ajeno pero que al mismo tiempo pertenecía. Este encuentro fortuito devino en una magnifica colaboración que ahora se traslada al mundo de la Alta Relojería.

El nuevo Tattoo DNA by Xoil representa la perfecta fusión de dos idearios: el de Manuel Emch y el artista del tatuaje, éste último expresado magistralmente en la correa, como si se tratara de una extensión de su mundo. Los tatuajes en el nuevo Tattoo DNA de Romain Jerome creados por Xoil, se inspiran en imágenes del siglo XIX y se enmarcan en 5 mundos o sistemas: Creencia, Balance, Sentimiento, Percepción y Emoción.

Estos conceptos es común ver animales legendarios o criaturas mitológicas fusionadas con cortes anatómicos y símbolos esotéricos. Cada uno de los fascinantes diseños de Xoil está repartido en 5 correas distintas, con ilustraciones que se sobreponen de un brazalete a otro. Pero no sólo los artistas del tatuaje rompen con lo convencional, pues de manera irónica, Manuel Emch rompe con las convenciones de su industria, creando para el Tattoo DNA un disco “roto” de esmaltado que revela dos caras: uno de esmaltado Grand Feu decorado con numerales romanos y debajo de él un disco esqueletizado que revela el poderoso movimiento Manufactura RJ-Romain Jerome y sobre el que rotan agujas que simulan a las utilizadas por Xoil para tatuar.

home_image.4614633