0
Ver Publicación

1960 – 1975

A finales de los años 60, Girard-Perregaux era una de las pocas manufacturas que disponía de un equipo de I+D interno. Este departamento de investigación permitió a la Marca desarrollar varios movimientos revolucionarios. En 1966 presentó el primer movimiento de alta frecuencia con un volante capaz de alcanzar las 36.000 alternancias/ hora: el Gyromatic HF. Este descubrimiento modificó fundamentalmente el mundo de la cronometría. Como era de esperar, los relojes que incorporaban este movimiento tenían unas excelentes prestaciones de funcionamiento.
Compartir