TAG Heuer lanza familia Carbono

Pocas manufacturas se erigen como referentes de la Alta relojería gracias a sus constantes lanzamientos que introyectan nuevas tendencias. TAG Heuer es una de aquellas firmas que marcan el paso de la industria relojera a través de sus referencias dotadas de creatividad y alta manufactura. En esta ocasión, la firma reinterpreta dos de sus icónicos modelos: el emblemático reloj de buceo Aquaracer y el legendario Monaco.

Esta nueva línea de relojes destaca por sus materiales de fibra de carbono. El aspecto de cada referencia es único debido al satinado y sus irregulares tonalidades negras y grises. El Carbon Aquaracer se presenta en tres versiones diferentes: con acentos en amarillo, en azul o en oro rosa. Cuentan con una caja de 41 mm en titanio con tratamiento de PVD negro y  bisel giratorio unidireccional. Su disco presume un efecto de imitación de carbono, manos e índices facetados con recubrimiento Super-LumiNova para optimizar su lectura.

Los Carbon Aquaracer están animados por un movimiento Calibre 5 que confiere una reserva de marcha de hasta 38 horas y son resistentes hasta 300 metros bajo el agua.

La otra reinterpretación de TAG Heuer es el Monaco Bamford, inspirado en el exitoso modelo Monaco. Ostenta la característica caja cuadrada de 39 mm realizada en carbono donde luce una impresionante esfera negra que contrasta con la tonalidad azul acuático de los contadores del cronógrafo.

El TAG Heuer Monaco Bamford está empoderado por un calibre automático 11; se ofrece con una correa de caimán negra que completa la elegancia de la pieza y su hermeticidad es de hasta 100 metros bajo el agua. Cabe destacar que es el primer reloj en colaboración con Bamford Watch Department y está limitada a 500 piezas.