TAG Heuer continúa celebrando los 50 años de su emblemático reloj Monaco. En esta ocasión y en el marco del Monaco Formula 1 Grand Prix, la firma suiza presentó el primero de los cinco modelos que conmemoran este hito relojero.

Cada pieza se lanzará durante el año y estará inspirada en el diseño que albergó el reloj durante las décadas de 1969 a 2019. De esta forma se le rinde homenaje al primer cronógrafo de cuerda automática que destacó por el diseño innovador de su caja cuadrada, la cual ofrecía una hermeticidad superior a la establecida.

El evento contó con la presencia de Stéphane Bianchi, CEO de la División de Relojería de LVMH y TAG Heuer, Frédéric Arnault, Responsable de Estrategia y Área Digital, Max Verstappen, piloto de la escudería Aston Martin Red Bull Racing, el actor Patrick Dempsey, Bella Hadid, Winnie Harlow, Kai Lenny y otros selectos invitados internacionales.

El nuevo Monaco está limitado a 169 ediciones en acero inoxidable. Su correa perforada en tonalidad marrón en conjunción con su esfera verde logran un contraste armónico, inspirado en el mundo del automovilismo.

Sus contadores como el logotipo original ‘Monaco Heuer’ grabado en el reverso de la caja son un guiño a la década de 1970. En su interior cuenta con el calibre 11, una versión moderna del primer mecanismo automático con función de cronógrafo  que debutó en el Monaco de 1969.