Slim d’Hermès cultiva un sentido de los opuestos aunado a una distintiva pureza, donde sus líneas sutiles provienen de la investigación estilística rigurosa de la marca. Todo se nos presenta dotado de sentido, su esbelta silueta, la apertura del disco y los detalles estéticos en sus cuernos: todo sobre este diseño acentúa su naturaleza elegante.

Su fuerza reside también en la fuente original de sus números, creada como una partitura musical por el diseñador gráfico Philippe Apeloig. Esta escritura pura y meticulosamente pensada, se distingue por líneas finamente trazadas e intercaladas con espacios “silenciosos”, que establecen una cadencia animada por el paso del tiempo.

Los dos nuevos Sim d’Hermès se presentan en una variación de laca negra en el disco o blanco magnolia translúcido. Fabricados en los talleres de relojería de Hermès, están disponibles en modelos pequeños y muy pequeños (32mm y 25mm), en caja de acero inoxidable 316L con 60 o 70 diamantes Top Wesselton V.V.S. “Extra white” y “Plus Extra White”.

Los discos presumen números arábigos y un anillo de minutos – blanco en el modelo negro, y negro en el modelo blanco -, marcadores de hora en forma de perla, centro de caracol con un anillo de rayos de sol y agujas de bastón rodiadas.

Las horas y los minutos son impulsados ​​por un movimiento de cuarzo Swiss Made. Los relojes se presentan equipados con una correa de cocodrilo negra o blanca, asegurada por un cierre desplegable de acero inoxidable.