En el reciente SIHH 2019, Parmigiani Fleurier deleitó a los entusiastas de la Alta relojería con la presentación del Kalpagraphe Chronomètre Titane, una referencia icónica lanzada en 2001. Ahora, este modelo integra función de cronógrafo y toma el titanio para su estructura.

Cuenta con una caja pulida en forma de tonel con dimensiones de 48.2 x 40.4 milímetros. El disco se presenta en tonalidad negra y pizarra; sus cortes con láser evocan la parrilla del radiador de un automóvil. Por otra parte, sus funciones se visualizan a través de dos contadores, pequeño segundero y apertura en forma de arco para la fecha.

En su interior alberga el calibre PF362, un movimiento de remonte automático con certificación COSC que ofrece una reserva de marcha de hasta 65 horas. Este mecanismo de manufactura propia tiene un desarrollo previo de seis años. Sus acabados se pueden apreciar en el reverso de su caja, la cual ofrece una hermeticidad de 30 metros.

Su correa de caucho en color negro y hebilla de titanio desplegable refuerzan el carácter deportivo y moderno de este Kalpagraphe Chronomètre Titane, una creación que enaltece el savoir faire de la firma suiza.