A. Lange & Söhne ha reinterpretado una de sus piezas más complicadas, se trata del Datograph Perpetual Tourbillon, considerado por muchos como el mejor cronógrafo del mundo. Ahora, en el marco del SIHH 2019, la Maison alemana presenta una versión con esfera de oro rosa que respeta la configuración y complicaciones de su predecesor.

Este nuevo modelo reúne tourbillon de un minuto con segundos de parada patentado, calendario perpetuo con fases lunares y fechador panorámico, cronógrafo flyback e indicador de reserva de energía. Estas funciones se muestran armónicamente en un disco de oro rosa sólido con manos centrales de oro rodinizado con Super-LumiNova y aguja segundera en acero.

Su caja de oro blanco con 41.5 milímetros de diámetro alberga el calibre L952.2, un movimiento con manufactura de la casa de 729 componentes y hasta 55 horas de autonomía. Los decorados de este complejo mecanismo con tourbillon hacia las 12 en punto, se pueden apreciar en el reverso de su caja, la cual incorpora tres pulsadores para manipular y ajustar las complicaciones.

Las 100 ediciones limitadas del Datograph Perpetual Tourbillon se ofrecen con una correa aligátor en color café que acentúa la esencia clásica de esta exquisita creación de A. Lange & Söhne.