En el reciente SIHH 2019, Cartier hizo gala de su savoir faire al introducir nuevos modelos que se incorporan a su icónica colección Santos. Este lanzamiento incorporó un cronógrafo que destaca por su alta legibilidad en la lectura del tiempo y dimensiones robustas.

El Santos Chrono se presenta con una caja robusta de 43.3 x 51.3 milímetros, esta forma cuadrada está enmarcada por su característico bisel con tornillos. Se ofrece en tres configuraciones distintas: caja de acero con bisel de acero ADLC negro, caja de acero con bisel de oro amarillo de 18 quilates y en oro rosa de 18 quilates. Todas las versiones cuentan con una hermeticidad de hasta 100 metros.

Su esfera, con la elegancia atemporal de Cartier, cuenta con números romanos y una escala periférica para indicar los minutos. El centro del dial está protagonizado por tres contadores situados a las 3, 6 y 9 horas para indicar minutos del cronógrafo, pequeño segundero y horas del cronógrafo, respectivamente. Una apertura discreta para la fecha y manos tipo espada completan la belleza del disco.

En su interior alberga el calibre 1904-CH MC, un movimiento modificado para colocar el pulsador de inicio y parada de cronógrafo en el lado izquierda de la caja y la función de restablecer en la corona. Este mecanismo genera una reserva de energía de hasta tres días.

Para este modelo, Cartier presenta varias opciones de correas en piel de aligátor o caucho, también se ofrece con brazalete de oro o acero en dos tonos.