Rara pero única, irreverente pero a su vez elegante así es Romain Jerome, una marca relojera que sorprende con cada reloj. En este SIAR platicamos con el CEO de RJ, Manuel Emch y descubrimos por qué Romain Jerome es única.

Los cambios en la industria relojera van a pasos agigantados, el crecimiento y evolución de la misma está creando tal influencia que: “se está en un punto en el que los compradores han cambiado su conducta, la búsqueda por un reloj se ha convertido en algo más íntimo, personal y único… Romain Jerome crea relojes para esta personas, se toman riesgos para satisfacer a nuestro mercado y eso nos da una ventaja en la industria.”.

El arte es una tendencia muy fuerte en la actualidad, para Manuel Emch los relojes de Romain Jerome son Arte Contemporáneo: “… los relojes eran utilizados como instrumentos de precisión, hoy en día la medición exacta del tiempo no tiene un valor y es de aquí que parte la idea de que los relojes de Romain Jerome son arte contemporáneo, hemos convertido los guardatiempos en algo personal y enlazado a la vida de una persona…”.

Uno de los mercados más fuertes para Romain Jerome es el mexicano: “la mente abierta de los mexicanos han creado la conexión perfecta con Romain Jerome, inclusi México ha sido una columna importante para nosotros y nuestra expansión en el mercado latinoamericano, la llegada de la marca a Guatemala y Costa Rica inició desde México y ahora estamos enfocados a otros destinos como Colombia y Venezuela.”.

Para Manuel Emch las colaboraciones son un punto importante dentro de la marca: “los riesgos que tomamos son los que nos dan la ventaja en esta industria y al colaborar con artistas le damos a nuestros clientes la garantía de un reloj único e irrepetible… En alguna ocasión fue a cenar con uno de nuestros clientes que es un artista del tatuaje y en la cena me dijo -“oye, deberíamos hacer algo juntos”- mi primera respuesta fue un sí y el resultado fue nuestro Tattoo-DNA.”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*