El mundo de la relojería tiene un sabor especial que a los coleccionistas y conocedores de este arte mantiene más que fascinados, nos referimos a la historia de quienes están detrás de cada excelso reloj y un claro ejemplo es A. Lange & Söhne, una marca con historia, filosofía y lo más importante, su espíritu de perfección en cada pieza relojera.

En el booth de A. Lange & Söhne del SIAR tuvimos la oportunidad de conocer esta historia de la marca, sus inicios en la relojería, el paso por un cierre de 20 años ocasionado por la guerra y la gloriosa reapertura de la Manufactura que mantiene un camino de éxito gracias a esa búsqueda por la perfección en sus sublimes movimientos. Hablando de esta perfección, Referencia Relojera tuvo la oportunidad de conocer dos estrellas de la casa, el Zeitwerk Minute Repeater y el Richard Lange Perpetual Calendar “Terraluna”. Además de estas dos eminencias de la relojería, pudimos apreciar los ya reconocidos modelos como el LANGE 1, la familia 1815 y el elegante Saxonia.

Algo que destacamos realmente de la marca es ese know-how, el desarrollo de sus movimientos nunca termina y poco a poco van encontrando esa utopía por la perfección.