Rolex es la marca más famosa de relojes, su incomparable savoir-faire nos ha deleitado por décadas entregando piezas que hoy son anheladas por entusiastas y seguidores de la Alta relojería. Este año la Manufactura, en su constante búsqueda de la excelencia, reinterpretó uno de sus modelos más emblemáticos: el Oyster Perpetual Cosmograph Daytona, un cronógrafo mítico dentro y fuera del automovilismo.

Esta nueva versión manifiesta el arte joyero de la firma y se encuentra resguardada por una caja Oyster con 40 milímetros de diámetro realizada en oro Everose de 18 quilates. Cabe señalar que Rolex creo y patentó esta aleación de oro rosa para preservar su belleza. Sus 100 metros de hermeticidad están garantizados por el sistema triplock de su corona.

Las asas y protectores de la corona presumen un engaste de 56 diamantes corte brillante. La escala taquimétrica del Cosmograph Daytona se sustituye en esta ocasión por un degradado de zafiros que evoca las tonalidades del arcoíris.

Por su parte, la esfera se presenta en color negro y está compuesta de dos subdiales a las 3 y 9 horas para visualizar su función de cronógrafo. Además, se muestran pequeños segundos a las 6 en punto. Sus índices se representan con 11 zafiros talla baguette, cada uno en la tonalidad correspondiente al engaste del bisel. La belleza del disco está circundada por un anillo que exhibe el nombre y la corona característica de la Manufactura.

En su interior posee el calibre 4130, un movimiento cronógrafo de cuerda automática con independencia de 72 horas. Este mecanismo cuenta con una espiral Parachrom azul, insensible a la influencia magnética, diez veces más precisa que una espiral ordinaria en caso de golpes y con una destacada estabilidad a las variaciones de la temperatura. Evidentemente, como todos los calibres de la firma, posee un rotor Perpetual y está certificado como Cronómetro Superlativo (COSC más certificación Rolex tras el montaje).

Este Oyster Perpetual Cosmograph Daytona se adhiere a la muñeca con un brazalete Oyster con eslabones de oro Everose de 18 quilates. Dispone de cierre de seguridad Oysterlock y extensión Easylink, un sistema patentado en 1996 para ajustar su medida.

Total
11
Shares