Desde el 30 de noviembre y hasta el 10 de enero de 2018, los orígenes y la evolución del cronógrafo legendario de Rolex, el Oyster Perpetual Cosmograph Daytona, se exponen en una montaje exclusivo en el Centro Comercial Andares para el distribuidor oficial de la marca en Guadalajara, Macame Joyas.

La Exhibición Daytona, a través de paneles y pantallas interactivas, cuenta la historia y presente de este reloj nacido en 1963, codiciado por pilotos y aficionados a la velocidad y nombrado en honor a la capital de la velocidad en Estados Unidos, Daytona Beach, Florida. Además de lo anterior, los asistentes a este exhibición podrán admirar el nuevo modelo Cosmograph Daytona en acero 904L, con bisel de cerámica Cerachrom negra y todas las características que han convertido a esta pieza en una verdadera leyenda de la relojería.

Daytona, la Capital Mundial de la Velocidad

Este calificativo no es producto del azar ni un capricho. De 1903 a 1935, en Daytona Beach se establecieron 14 importantes récords de velocidad, siendo uno de los más notables el del piloto británico sir Malcolm Campbell, montado en su famoso “Bluebird” que alcanzó los 445 km/h (276 mph). Pocos meses después, el piloto rompería la barrera de las 300 mph, usando en la muñeca un Rolex Oyster en el evento que le haría pasar a la historia como el “rey de la velocidad”.

El apogeo de esta pista llegó hasta finales de la década de los 50 y continuó con el Daytona International Speedway, uno de los primeros anillos de velocidad, abierto en 1959. En esta pista se lleva a cabo la Rolex 24 En Daytona, la carrera de resistencia de 24 horas o la homóloga estadounidense de las 24 Horas de Le Mans.

Cosmograph Daytona, pasado y futuro

Con medio siglo reinando el mundo de la velocidad y un largo historial evolutivo en su diseño y desempeño, el Cosmograph Daytona toma varios roles protagónicos: a mediados de 1960 se convirtió en el trofeo para el ganador de las 24 Horas de Daytona, es también el Reloj Oficial de las 24 Horas de Le Mans; el cronógrafo utilizado en el Testimonial Rolex con Tom Kristensen (el único piloto 6 veces ganador en Le Mans) y uno de los socios principales del excitante mundo de la Fórmula 1. El ícono relojero de 50 años simplemente no quita el pie del acelerador.