Una poderosa creación que “noqueó” a los asistentes del Salon International de la Haute Horlogerie (SIHH) 2016, en gran medida gracias a su “puño” de carbón, una faceta femenina nunca antes vista, llena de poder y con innegables rasgos de magia: piedras exóticas engastadas en el carbón, evocando, según Roger Dubuis, a los exóticos parajes de Brasil.

Bautizado por Roger Dubuis como Black Velvet Paraiba, el reloj presume una nueva técnica de engastado que enciende el poder del carbón y las 66 turmalinas paraiba en su bisel y decoración. La caja, también de carbón, encierra un movimiento mecánico de cuerda automática con reserva de marcha de 48 horas.

Como todas las piezas de Roger Dubuis, el Black Velvet Paraiba cuenta con la distinción del Punzón de Ginebra. Se trata de una edición limitada únicamente a 88 piezas, con correa textil en color menta, a tono con las turmalinas en el guardatiempos.

RogerDubuisBlackVelvetParabina 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*