La firma relojera independiente Urwerk, que este año celebra su 20 aniversario, tiene una historia increíble que pocas veces se repite en la industria relojera. Los protagonistas de esta anécdota son el archifamoso Robert Downey Jr., la cinta Spider-Man: Homecoming y, por supuesto, una pieza de relojería Urwerk, el UR-110 RG para ser precisos.

Todo comenzó con una llamada a Urwerk de parte de Columbia Pictures, responsable de Spider-Man: Homecoming y donde Robert Downey Jr. protagoniza al magnate Tony Stark y su faceta heroica de Iron Man. Urwerk nunca ha pagado a un embajador para representar a su marca, ni tampoco para aparecer en alguna producción cinematográfica, naturalmente, Urwerk declinó la oferta de aparecer en la muñeca de Downey Jr., creyendo que se trataba de un acuerdo comercial.

Pero las cosas cambiaron cuando una segunda llamada del estudio a Urwerk aclaró que en realidad se trataba de una petición del mismísimo Robert Downey Jr. para usar una de las vanguardistas piezas de la firma. Hay que reconocer que la elección de Downey Jr. fue más que atinada, pues los relojes hiper tecnológicos de la marca armonizan totalmente con el perfil innovador de su personaje, Iron Man.

El reloj que ahora presume Robert Downey Jr. en todas las alfombras rojas de la película, es un Urwerk UR-110 RG creado en titanio con bisel de oro rosa de 18 quilates. Este reloj muestra la hora de una forma radical: mediante un cubo satélite, en lugar de las tradicionales agujas y marcadores. El tiempo se muestra en el lado derecho del reloj y un panel de control en el disco indica el día o la noche, además del “cambio de aceite” o el servicio que debe proveerse al reloj según lo establecido por Urwerk.

El UR-110 RG cuenta con un movimiento mecánico de carga automática con reserva de marcha de 39 horas. Existen numerosas variaciones de esta pieza, como la creada con ébano Eastwood Macassar en el bisel y su precio fluctúa entre los $115 mil dólares.

Total
13
Shares