Considerada la noche más importante de la moda y conocida por la extravagancia con la que muchas celebridades visten para el evento, la MET Gala (Museo Metropolitano de Arte) celebró en esta edición a la diseñadora japonesa Rei Kawakubo y su extenso trabajo detrás de Comme des Garçons.

Precisamente con una majestuosa creación de Comme des Garçons, apareció la cantante, modelo, actriz y recientemente diseñadora de su propia colección de Chopard, Rihanna, presumiendo un par de aretes florales de turmalinas, diamantes negros, rubelitas y zafiros a tono con su atuendo. También de la colección Rihanna Loves Chopard High Jewelery Capsule Collection, la originaria de Barbados eligió dos anillos: uno de oro rosa adornado con distintos quilates de rubelitas, amatistas y morganitas; y otro más de oro blanco con diamantes, rubelitas y amatistas.

Para complementar el look totalmente floral y multidimensional con el que atrapó todas las miradas durante su paso por la red carpet de la MET Gala, Rihanna eligió un reloj Chopard -también de motivo floral- de movimiento automático con 31.76 quilates de diamantes sobre oro blanco.