Richard Mille vuelve a expresar su pasión por el automovilismo con una nueva relación. En esta ocasión, la firma relojera se complace en anunciar que Mick Schumacher, talentoso piloto alemán, se une a su destacada familia de campeones.

El hijo de la leyenda Schumacher ha demostrado su herencia y se erige actualmente como una de las promesas con más futuro dentro de las pistas. El año pasado ganó el título del Campeonato Europeo de Fórmula 3 de la FIA y próximamente debutará en la Fórmula 2 con el equipo Prema Racing en el Circuito Internacional de Bahrein.

“Las carreras están constantemente en mi mente. Por supuesto, mi objetivo es la Fórmula 1. El Campeonato FIA Fórmula 2 me ofrece otro hito hacia mi sueño declarado”. Expresó entusiasmado Mick Schumacher.

Mick Schumacher ha forjado su propio camino, desde temprana edad tomó el nombre de su madre Betsch para conquistar el karting. Después, en 2014 y bajo el nombre de Mick Junior fue subcampeón en el Campeonato Mundial de Karting de Europa y Alemania. En 2015 reclamó su apellido Schumacher para competir en la Fórmula 4 y conseguir dos subcampeonatos.

Mick Schumacher posee las herramientas necesarias para convertirse en una leyenda de la Fórmula 1 como su padre. Sus logros, determinación y talento innato también lo han llevado a formar parte de la distinguida familia de campeones de Richard Mille.