El pasado 22 de noviembre, se llevó acabo la octava edición de la subasta benéfica Only Watch, de la cual se destina el 99% del monto recaudado a la investigación sobre la distrofia muscular de Duchenne, una enfermedad que afecta el desarrollo muscular y que afecta principalmente a hombres.

El evento se llevó a cabo en el hotel Four Seasons des Bergues, Ginebra y se subastaron 50 relojes únicos donados por las casas relojeras más importantes a nivel mundial.

Esta edición, la subasta reunió un total de 38, 593, 000 Francos Suizos monto del cual, el 80% lo sumó el Grandmaster Chine con el que Patek Phillipe rompió el récord del reloj de pulsera más caro vendido en una subasta.

Tudor y Frederique Constant lograron multiplicar el valor de sus diseños, sin embargo, seis artículos tuvieron que venderse por debajo de su precio mínimo estimado, lo cual sorprendió a los asistentes y organizadores del evento.

Por otro lado Jacob & Co. ofreció un Epic Chrono que incluía un pase para conocer al futbolista Lionel Messi, el cual apenas rebasó el estimado al subastarse por 75 mil francos suizos.

La subasta bienal Only Watch fue fundada en 2005 por Luc Pettavino, luego de que la enfermedad reclamara la vida de su hijo.

“Todos los que participan en el proyecto lo hacen de forma gratuita. No hay contratos firmados. No tengo interés financiero en los resultados. Todo lo recaudado se destinará a financiar la investigación sobre la distrofia muscular de Duchenne”, aseguró.