Rado rinde homenaje a su histórico modelo Manhattan

Las grandes firmas constantemente reinterpretan sus emblemáticos modelos para satisfacer a sus seguidores y enmarcar categóricamente su tradición. En esta ocasión, Rado explora en su pasado y le rinde homenaje a su referencia Manhattan de 1965 con el nuevo Tradition 1965 XL. Una pieza que conserva los códigos de diseño de su predecesor con materiales innovadores aunada a una estética histórica.

Posee una caja rectangular de titanio grado 5 con tratamiento PVD que enmarca una esfera en tonalidad azul con cepillado vertical e indicadores rectangulares. Sus manos anchas y fina aguja segundera acentúa su histórico diseño. A las 3 horas presume una abertura que indica la fecha y a las 9 horas se distingue el ancla de la Maison relojera.

Este nuevo Rado está animado por un calibre automático ETA C07.621 que otorga una reserva de marcha de hasta 80 horas. Su caja es hermética hasta 50 metros bajo el agua y su lado posterior cuenta con un grabado especial; se entrega con una correa marrón y está limitado 1965 piezas, el año de lanzamiento del reloj original.

Además, la firma también presenta dos modelos “M” con cajas de 35 mm en acero inoxidable. La primera de ellas se identifica por su esfera plateada y correa en tonalidad café; el otro modelo presume 302 diamantes engastados en su caja y disco y está limitado a solo 65 piezas. Ambas referencias están empoderadas por el calibre automático ETA 2771, que ofrece una reserva de marcha de 38 horas y garantiza sus funciones.