Rado se complace en presentar una nueva creación que engloba su característica artesanía y diseño peculiar. Se trata de una reinterpretación del modelo True Thinline; una edición con caja de cerámica de plasma y esfera con un impresionante acabado polvo de diamante. Nos referimos al nuevo Rado True Thinline plasma.

Esta pieza acrecienta la familia de relojes Thinline, lanzada en 2011 y caracterizada por su estilo minimalista con cajas de 30 o 39 milímetros de diámetro y grosor de solo 5 mm gracias a su movimiento de cuarzo. Ahora, esta referencia presenta una caja que se extiende hasta los 39 milímetros en cerámica de plasma pulida, su diseño en monobloque le confiere una esencia vanguardista y su parte trasera está realizada en titanio pulido con acabado de chorro de arena. Cabe señalar que ofrece una hermeticidad hasta de 30 metros de presión.

La esfera toma protagonismo debido a su espectacular textura polvo de diamante y se complementa con un anillo perimetral, manos centrales para horas y minutos y el logo de la marca en tonalidad oro rosa.

El Rado True Thinline plasma está animado por calibre ETA 282.002, un movimiento de cuarzo que alberga 13 piedras preciosas y garantiza sus funciones como precisión. Además, este nuevo guardatiempos viene acompañado por un brazalete de cerámica de plasma pulida con tres hileras de eslabones y cierre desplegable de titanio.

Total
11
Shares