Jaquet Droz estrena para la feria de relojería y joyería en Basilea, Baselworld 2018, el Grande Seconde Moon Black Enamel que, como su nombre lo dice, se presenta por primera vez con una esfera negra de esmalte, incluyendo además una de las complicaciones más queridas por los amantes de la alta relojería: las fases de la Luna.

Esta nueva pieza de Jaquet Droz toma su inspiración de tiempos remotos, cuando la humanidad utilizaba la Luna para medir el paso de los meses. Esta relación entre la Tierra, el astro mayor y el satélite, transforman a esta indicación en una de las más poéticas de la relojería. Esta complicación y el disco de la horas, conviven armónicamente en el emblemático 8 (símbolo del infinito) de la colección Grande Seconde de Jaquet Droz.

El contraste en la esfera es impactante: el negro brillante del esmalte sirve de telón para los apliques de oro rojo de 18 quilates, la figura de la Luna en oro de 22 quilates e índices y escalas grabadas en blanco; todo a tono con la caja del mismo material, en 43 milímetros y con una correa de piel de de caimán color negro.

El Grande Seconde Moon Black Enamel Lune Sublime de Jaquet Droz cuenta con un movimiento mecánico de carga automática, beneficiado por el uso de silicio en su espiral, un material muy resistente a la corrosión y al magnetismo. Una de sus proezas técnicas es que sólo necesitará corrección cada 122 años y ofrece una reserva de marcha de hasta 68 horas.

Total
1
Shares