Reloj de bolsillo de oro amarillo, con la firma de Girard-Perregaux, de 1884. Movimiento de puente derecho, escape de áncora con espiral esférica, engaste y
láminas de ruedas de oro.

Los puentes en forma de flechas están angulados y grabados. Aguantan engastes atornillados de oro. El muelle espiral esférico, con si solo, constituye una proeza técnica. El volante bimetálico cortado compensa las diferencias de temperatura.