Desde la década de los años 50´s, los plásticos de un solo uso han permitido que nuestras vidas sean más prácticas, sin embargo, en la actualidad la contaminación por este material es una de las grandes problemáticas ambientales.

Greenpeace, calcula que ocho millones de toneladas de plástico terminan en el mar cada año, donde tardan entre 40 y 600 años en desintegrarse, lo que impacta directamente en la vida marina.

“Cada año, más de un millón de aves y más de 100.000 mamíferos marinos mueren como consecuencia de todos los plásticos que llegan al mar”, asegura la ONG ambientalista.

Por esta razón, Oris lanzó su set de tres relojes de buceo “Ocean Trilogy” presentado en un estuche fabricado con plástico reciclado PET, en señal de su compromiso con la conservación marina.

Cada ejemplar que conforma la edición limitada a 200 piezas tiene un propósito especial para limpiar, proteger y restaurar el ambiente marino.

Oris Blue Whale LE

Con este modelo Oris apoya la conservación de la ballena azul, de la cual se calcula que restan unos 10 mil ejemplares. El mamífero más grande de nuestro planeta ayuda a mantener equilibrada la población de plancton y camarón antártico.

Oris Clean Ocean

Fabricado en asociación con Pacific Garbage Screening, organización que desarrolla tecnología para capturar el plástico antes de que invada el océano.

En la parte trasera, el medallón de plástico PET reciclado recuerda el conflicto por contaminación de microplásticos.

Oris Great Barrier Reef

Oris apoyará la replantación de coral en Australia en asociación con Reef Restoration Foundation.

La firma relojera suiza independiente comenzó su relación con distintas ONG dedicadas a la conservación de los océanos del planeta en 2010.