La reconocida marca Omega, además de presentar piezas relojeras de alta calidad, gusta de participar en eventos donde la precisión es fundamental, y prueba de ello es el campeonato del mundo de natación en Barcelona. Dentro de la competencia, Omega se encargará de cronometrar y manejar datos para asegurar la precisión en la medición de tiempos.

Omega ha creado unos touchpads los cuales con una presión de entre 1.5 y 2.3 kg. el atleta podrá detener el tiempo del reloj a su llegada a los extremos de la piscina, al igual que ser grabados con unas cámaras de alta velocidad. También, han creado el sistema swimming light show, las cuales son unas señales luminosas que se encienden dependiendo del lugar de llegada de los competidores dentro de la justa. Igualmente, han creado algo llamado Linea Virtual de Tiempo, el cual permite a los televidentes verificar si el atleta ha podido romper algún tipo de marca establecida y por lo tanto, crear un nuevo record. Omega pone toda su experiencia y participación en este evento.