El pasado 21 de diciembre se cumplió medio siglo del lanzamiento del Apollo 8. Aquella mítica misión abordó por primera vez el espacio sideral, abandonando la tierra para más tarde orbitar en la luna. Sus tripulantes James Lovell Jr, Frank Borman II y William Anders se convirtieron en los primeros humanos en conocer el lado oscuro del satélite natural del planeta.

OMEGA, que ha formado parte de la carrera espacial, conmemoró este 50 aniversario con una reinterpretación de su mítico Speedmaster, se trata del Moonwatch Apollo 8 Dark Side Of The Moon. Una de las principales novedades en la pasada edición de la feria Baselword.

Este nuevo modelo cuenta con una caja de cerámica negra que se extiende hasta los 44.25 milímetros de diámetro.  A diferencia de sus predecesores, posee una esfera semiesqueletada y está ataviada con un motivo que emula la superficie lunar. Parte de su movimiento se puede apreciar en el disco y dispone de la clásica configuración de contadores para visualizar su función de cronógrafo.

Cabe destacar los acentos amarillos en su aguja segundera central, manos de los subdiales, índices y en la inscripción Speedmaster como en la palabra Tachymètre de su bisel. La tonalidad también se discierne en los pespuntes amarillos y en las perforaciones de su correa de piel.

En su interior alberga el calibre 1869, un movimiento de remonte manual que ofrece hasta 48 horas de reserva de marcha. Este mecanismo es una versión del famoso calibre 1861 que se utilizó en la luna. Por el reverso de su caja se pueden apreciar sus decoraciones como los acabados de los puentes que coinciden con los detalles lunares de la caratula.

Además, también por la parte posterior, presume la frase “We’ll see you on the other side” que pronunció el astronauta James Lovell Jr cuando la nave desapareció por 34 minutos en el lado oscuro de la luna. Con esta pieza, OMEGA rinde tributo a una de las mayores hazañas de la humanidad y perpetúa su legado espacial.