“El reloj no es redondo, tampoco cuadrado, ni grueso”, así describe Fabrizio Buonamassa, director de diseño relojero Bvlgari, a las espectaculares formas de la familia de relojes Octo; una línea que paulatinamente se ha erigido como emblemática dentro del mundo de la alta relojería gracias a los reconocimientos y diversos galardones que ha recibido.

Con esta filosofía, de innovación y tradición constante en su diseño, la Maison italiana nos sorprende una vez más con dos nuevas creaciones presentadas en Shanghai. El primer reloj es el Octo Grande Sonnerie Perpetual Calendar, la pieza más complicada de Bvlgari hasta el momento y que puedes conocer aquí a detalle.

La segunda referencia, es el increíble Octo Finissimo Tourbillon Monete, una exquisita referencia que destila la tradición romana de la Maison italiana. Cuenta con una caja de 44 mm en oro rosa de 18 quilates con engaste de diamantes corte baguette que enmarca una asombrosa tapa creada con una moneda romana del siglo IV. Su corona posee un sistema de apertura para desvelar el sofisticado movimiento tourbillon esqueletado.

El Octo Finissimo Tourbillon Monete puede ser utilizado como reloj de bolsillo a través de una excelsa cadena de eslabones en oro de 18 quilates o como reloj de pulsera con su correa de cocodrilo en tonalidad negra con hebilla también en oro rosa de 18 quilates.

Este espectacular reloj de Bvlgari posee un tourbillon volante y sistema especial de cojinete de bolas. Su calibre BVL 268, un movimiento de cuerda manual con una frecuencia de 3 Hz, confiere una reserva de energía de hasta 53 horas. Sin lugar a dudas, el Octo Grande Sonnerie Perpetual Calendar y el Octo Finissimo Tourbillon Monete son dos piezas que expresan categóricamente la extraordinaria creatividad y tradición de la Maison italiana, un referente de la alta joyería y relojería.

Total
10
Shares