La nueva colección True Thinline de Rado reúne un puñado de características que lo transforman en un milagro de la relojería moderna y el diseño. Como sus apellidos lo señalan, se trata de un reloj ultra delgado, puesto en marcha mediante un mecanismo de cuarzo de sólo un milímetro de espesor y que, contrario a lo que parezca, presume de una gran resistencia gracias a la cerámica de alta tecnología que le da vida.

Es precisamente esta, la cerámica de alta tecnología, otra de sus cualidades más notables y el sello distintivo de la Manufactura Rado, la verdadera experta en cerámica. Los cuatro nuevos modelos de la familia True Thinline, deben su atractiva gama de colores a un proceso que somete a los componentes cerámicos a horneados de hasta 1,450 °C, el resultado es un color fascinante y un acabado mate que se logra después de varios días de trabajo.

Disponibles en color azul, gris, verde y chocolate, estos relojes de sólo 5 milímetros de espesor ofrecen posibilidades infinitas para todos los estilos. Dos de los modelos (verde y chocolate) presumen de un acabado mate en todos sus elementos -brazalete y caja-. mientras que los modelos gris y azul hacen gala de un trabajo de pulido en la caja y los eslabones exteriores del brazalete, logrando un perfecto contraste con los eslabones medios en acabado mate. Sin duda un color y modelo para cada estilo, perfecto para los amantes del diseño minimalista.