Corum lanza dos series de 42 y 47 milímetros, la primera caracterizada por el uso de la multitonal y femenina madreperla, y la segunda por el brillo incomparable del material luminiscente preferido de la Alta Relojería, SuperLumiNova. Ambos modelos, resplandecientes como ninguno otro, son ideales para mujeres y hombres contemporáneos con un gusto especial por guardatiempo de apariencia única, toda una declaración de su originalidad.  

Nacido a la par que el nuevo milenio, el Bubble de Corum se rodeó de una aura extraterrestre que dio forma a su caja y cristal fuera de este mundo, casi como un OVNI conquistándonos con toda su impactante apariencia y lo revolucionario de su diseño

En la versión femenina de 42 milímetros, la madreperla se rodea de colores rosa pálido, azul celeste y blanco iridiscente, dotando a estos relojes de un aura femenina y romántica. Puede elegirse un bisel engastado de diamantes, en acero inoxidable u oro rosa de 18 quilates (versión blanca y rosa). Índices rodiados y el símbolo de la llave de Corum en el pequeño segundero, son animados por un movimiento mecánico automático con reserva de marcha de hasta 72 horas.

Por otro lado, los modelos masculinos resplandecen con todo el poder del Superluminova a lo largo y ancho de sus agujas estilo Feuille. Una versión más rebelde y llena de pasión, se viste con la combinación de negro y rojo o si se prefiere un look más elegante y neutral, Corum pone a nuestra disposición una versión blanca. Todos las versiones están limitadas a 88 piezas y son impulsadas por un movimiento automático con 42 horas de reserva de marcha, protegido por una caja de acero inoxidable con recubrimiento de PVD negro,  sumergible hasta 100 metros de profundidad.