Bell & Ross presenta su línea BR-X1 White Hawk, dos modelos con sofisticados acabados relojeros que se inspiran en los colores de los aviones privados. El BR-X1 y el BR-X1 Tourbillon White Hawk son totalmente revolucionarios en su construcción y combinan los códigos estéticos masculinos de Bell & Ross con el refinamiento técnico de su alta relojería

Mientras que el BR-X1 White Hawk es impulsado por un calibre BR-CAL.313 movimiento mecánico de cuerda automática, el BR-X1 Tourbillon White Hawk lo hace mediante un calibre BR-CAL.283, mecánico de cuerda manual. En ambos modelos la correa es igual: de  caucho y piel de becerro gris con hebilla desplegable.

El BR-X1 White Hawk tiene índices y agujas metálicas esqueletizadas de horas y minutos recubiertas de Superluminova®. Este reloj indica horas y minutos, pero también está equipado con un pequeño segundero a las 3 y una visualización esqueletizada de la fecha a las 6 en punto. La función del cronógrafo está garantizada por un temporizador de 30 minutos a las 9 horas y una aguja central en segundos.

El BR-X1 Tourbillon White Hawk incluye un temporizador de 30 minutos a las 11 horas y un temporizador de 60 segundos a la 1 en punto. Este modelo también está equipado con un tourbillon volante a las 6  y un indicador de reserva de marcha a las 9.

Estos dos modelos alternativos tienen una caja de titanio micrométrico de grado 5 cubierta con una «correa» de cerámica blanca mate. El blanco y el gris de la caja representan los colores de los aviones privados. Los botones están hechos de cerámica de alta tecnología con inserciones de goma para optimizar su agarre y resistencia.

También se incluye un inserto de caucho en la caja a las 9 en punto para mejorar la activación de las funciones del cronógrafo y una llanta roja que los resalta para una lectura óptima. Esta complicación fundamental permite mediciones a corto plazo y es una herramienta indispensable para la navegación aérea.