Mont Blanc lanzó su más reciente campaña en la que resalta la importancia de seguir los instintos y reconectar con la naturaleza.

Para expandir su mensaje, el afamado fotógrafo Dennis Leupould dejó de lado su agitada vida en Los Ángeles, para adentrarse en la naturaleza salvaje del sudoeste de Chile y descubrir la cordillera nevada.

 «Aquí en Chile, parece que estamos en el fin del mundo. Pero es bonito porque es auténtico y salvaje», declaró.

El video promocional acompaña al fotógrafo de origen alemán en su aventura, revelando su identidad sólo hasta el final, en señal de haberse “reencontrado” después de sumergirse en el bosque.

«A veces necesito tomarme un descanso. Irme a otro lugar. Viajar. Ser yo mismo y aventurarme en la naturaleza», aseguró.

A Dennis lo acompañó en su aventura el nuevo Montblanc 1858 Geosphere, creado para quienes viajan por el mundo en su búsqueda perpetua de exploración, y dedicado al desafío de las siete cumbres, el santo grial de los escaladores.

Esta referencia de diseño orgánico pero con un toque tradicional y elegante, presenta la complicación desarrollada por los relojeros Montblanc en Villeret: dos globos abovedados, girando en direcciones opuestas, que realizan una rotación completa en 24 horas.

El Geosphere 1858 está diseñado con una indicación de día y noche, con contraste en los tonos para una fácil lectura junto con la tecnología del Super Lumi Nova, que aumenta la visibilidad en la noche.

Fabricado en tono verde con caja de acero, correa de piel de becerro e impulsado por el calibre MB 29.25, seguro será una de las referencias más aclamadas por los aventureros.