Girard-Perregaux emite una nueva luz dentro de su temática Earth to Sky. Se trata del Quasar Neo-Tourbillon, una pieza que destaca por su luminosidad y, como su nombre lo indica, por exhibir la arquitectura del nuevo movimiento Neo-Tourbillon con tres puentes.

Resguardado por una caja de cristal de zafiro transparente que se extiende hasta los 45 milímetros de diámetro. Su esfera revela el calibre GP9400-1035, un movimiento suspendido a través de 3 puentes de anclaje realizados en titanio con acabado arenado y tratamiento PVD negro.

Esta creación responde a cuatro principios de Girard-Perregaux: patente de 1884 de tres puentes de oro visibles por el disco esqueleto realizado a mano en los talleres de la Manufactura de Chaux-de-Fonds, el Neo-Tourbillon y finalmente el uso del zafiro con otra función más que la de resguardar las caras del reloj.

De esta forma, nace el Quasar, provisto de agujas centrales que marcan horas y minutos en un balance armónico de luz y oscuridad. Una edición que Girard-Perregaux se complace en presentar en el marco de la edición 2019 del Miami Watches & Wonders.