Los premios ESPYS reconocen a las figuras deportivas más sobresalientes del año por su garra y dedicación dentro y fuera del mundo deportivo. En una entrega de estas dimensiones los looks impresionantes y el lujo no pueden faltar en toda la noche.

Al evento asisitó Kendall Jenner luciendo a la perfección un anillo de diamantes de la casa joyera Messika y a su vez unos pendientes, también de diamante, de la marca Harry Kotiar.