Para la Alta Relojería y sus grandes coleccionistas, uno de los más grandes eventos sucede cada dos años: Only Watch 2017. Esta subasta benéfica no sólo ofrece una abanico de piezas únicas de las mejores Manufacturas, también extiende la oportunidad de ayudar a todos aquellos afectados por la Distrofia Muscular Duchenne, a través del apoyo de la Asociación Monegasca Contra las Miopatías.

En esta pasada edición de Only Watch, la casa Christie’s subastó 49 relojes únicos, alcanzando un impresionante total de 10.776 millones de francos suizos. Entre las piezas que más se destacaron en esta subasta, estuvieron el reloj de titanio de Patek Philippe, la referencia 5208T, vendida por un total de 6,2 millones de francos suizos, casi ⅗ de la subasta total. Después de este lote siguió un F.P. Journe, vendido por 1,15 millones de francos suizos. Esta es la segunda vez consecutiva que Patek Philippe consigue el precio más alto en la subasta bianual Only Watch.

El segundo reloj más apreciado, el F.P. Journe Chronographe Monopoussoir Rattrapante, marcó definitivamente un hito para la Manufactura independiente, consiguiendo el título de su reloj más caro vendido en una subasta. La nueva caja de este reloj está fabricada en tántalo y se impulsa gracias a un movimiento de cronógrafo con rueda de columna monopulsador en oro rosa de 18 quilates.

El tercer sitio en Only Watch 2017 lo ocupó Audemars Piguet con un Royal Oak Perpetual Calendar vendido por 800 mil francos suizos. La sorpresa de la noche fue para Tudor, quien consiguió con su  pieza única Black Bay Bronze One, la cantidad de 350 mil francos suizos. Después estuvieron MB&F y su Horological Machine Nº 8 con 210 mil y el Hublot Big Bang Unico dedicado al campeón olímpico Usain Bolt con 150 mil francos suizos.

Para conocer todos los relojes que participaron en la subasta y el precio final que alcanzaron, puede visitar esta sección especial de la casa de subastas Christie’s.

 

Audemars Piguet

Tudor

 

MB&F

Hublot