La Maison Longines inauguró un nuevo punto de venta en la Boutique Tourbillon de Las Vegas. El pasado 31 de Julio, la firma relojera contó con la presencia de sus embajadores de la elegancia, Andre Agassi y Stefanie Graf, para celebrar la apertura de este nuevo espacio en uno de los lugares más importantes para los entusiastas de la relojería.

De esta forma, la marca, con más de 300 puntos de venta a los largo de Estados Unidos, fortalece sus vínculos con dicho país e invita a sus ciudadanos a descubrir el universo de Longines a través de la elegancia y alta manufactura de sus colecciones.

Desde 1830, la firma ha establecido su presencia en territorio norteamericano; el día de hoy se erige como una marca relojera referente gracias a sus asociaciones con las competiciones ecuestres que se celebran en esta nación. Además, se suman los eventos de esquí o gimnasia donde funge como socio y cronometrador oficial.

El evento inaugural también contó con la presencia de los afortunados dueños de las referencias “Conquest V.H.P. Stefanie Graf & Andre Agassi Foundations”, estas ediciones limitadas conmemoraron una década del estrecho lazo de Longines con las leyendas del tenis y fueron subastadas el pasado verano para apoyar las fundaciones caritativas Children for Tomorrow y The Andre Agassi Foundation for Education.