Longines estrena nuevos modelos de la Master Collection

Para Longines es siempre un placer y un reto crecer una de sus colecciones más emblemáticas y, por mucho, la mejor vendida de la firma y la que más fanáticos de la relojería suma alrededor del mundo. La Master Collection vio la luz por vez primera en 2005 y a partir de ese momento no ha parado de reinventarse y cumplir cabalmente con las exigencias de sus fieles usuarios.

Este 2018, Longines presenta el resultado de una intensa experimentación con materiales, dimensiones y complicaciones, siempre con la marcada sofisticación que distingue a la Manufactura suiza.

Así, los nuevos modelos de la Master Collection ostentan funciones de cronógrafo, indicación de tiempo en las 24 zonas horarias de todo el mundo, indicador de reserva de marcha, fases de la luna o funciones retrógradas, en diámetros de 38.5 mm, 40 mm, 41 mm, 42 mm, 44 mm. Todos las piezas presumen de una envidiable precisión, gracias a los movimientos automáticos, Manufactura Longines, en cajas de acero, acero y oro amarillo y oro rosa de 18 quilates.

La versatilidad también llega a las esferas de la Master Collection de Logines, con discos negros o plateados, decorados con un diseño de maíz de cebada que realza las manos de acero chapado en rodio o azulado.

Además, estos relojes ofrecen una resistencia al agua de hasta 3 bar (30 metros), vestidos con una carcasa transparente detrás, a través de la cual se puede admirar el funcionamiento del mecanismo. Pueden elegirse las versiones con pulsera de acero y oro amarillo o acero, o de correa de piel de caimán marrón oscuro o negro, todos con un cierre de seguridad desplegable.