Longines compagina la relojería tradicional con la tecnología

La firma Longines, una de las casas relojeras con más prestigio, presenta una innovación que compagina la mecánica tradicional de la relojería con la tecnología moderna que reina en nuestros días. Se trata del Longines Conquest V.H.P. GMT, una referencia dotada de un segundo huso horario que destaca por su movimiento de cuarzo V.H.P (Very High Precision) y por la esencia elegante que caracteriza a los relojes de esta manufactura.

La complicación GMT se muestra en el bisel de 24 horas y por su aguja con punta de flecha. Cabe señalar que esta función se puede manejar con la corona o con la tecnología “Flash Setting”, la cual funciona a través de una app en el teléfono móvil que envía la información en código morse al receptor del reloj, el cual se encuentra ubicado en una apertura en el numeral 12 de la esfera.

Además, destaca su función “swap”, que permite intercambiar la hora local a la hora de viaje mediante una simple presión en la corona. Por su parte, el sistema GPD protege a la referencia de los golpes y los campos magnéticos.

Los Longines Conquest V.H.P. GMT ostentan una caja de acero o acero con tratamiento de PVD negro en 41 o 43 mm de diámetro, según la versión. Sus esferas oscilan entre tonalidades azul, negra, plateada o en fibra de carbono. Se ofrecen con brazalete de acero, de acero con PVD negro o con correa de caucho negro o azul. Sin lugar a dudas, esta nueva creación de Longines se erige como uno de los GMT más atractivos de la industria debido a su innovación.