La navidad llega a los Golden Bridge de Corum. La Casa relojera ha desvelado cuatro ediciones que destacan por su engaste de diamantes que emula la nieve. Estos atavíos demuestran el incomparable expertise joyero de la firma, cada referencia es única debido a que rompe con la mecánica de las tallas brillante o baguette.

Disponibles en dos modelos, el Golden Bridge con caja en forma de tonel con medidas de 34 x 51 mm y el Miss Golden Bridge que se extiende hasta los 21 x 43 mm.  Cada referencia cuenta con dos versiones, en oro blanco o en oro rosa. Por su parte, la esfera exhibe el tradicional movimiento baguette orientado verticalmente. Agujas para horas y minutos en forma de hoja completan la belleza del dial.

En su interior albergan el calibre CO 113, un movimiento de cuerda manual con autonomía de 40 horas. Se ofrecen con correas aligátor en tonalidad negra o marrón según la versión y con una hermeticidad de hasta 30 metros bajo el agua.

“Son verdaderas piezas de Alta Relojería y Alta Joyería a la vez, y nunca produciremos dos relojes idénticos. Este engaste simboliza la filosofía de Corum: explorar nuevos caminos y dejar atrás las convenciones para ofrecer a nuestros coleccionistas un calibre verdaderamente único en el mundo, nuestro movimiento baguette, y un engaste muy exclusivo, que hasta ahora no ha sido utilizado casi nunca en la historia de Corum“. Jérôme Biard, CEO de Corum.

Total
8
Shares