No cabe duda que Linde Werdelin, se ha posicionado como una de las mejores marcas dentro del mundo de la Alta Relojería en los últimos años, debido a la visión e ímpetu de su fundadores Morte Linde y Jorn Werdelin. Asimismo, destaca que la originalidad y belleza de sus cronómetros son fruto de su experiencia y viajes por todo el mundo.

Por ese motivo, Jorn Werdelin decidió tomar un desafío de esquí en compañía de Laurent Picciotto, amigo de la marca y propietario de la boutique Chronopassion, ubicada en la calle Rue du Faubourg Saint-Honoré, una de las mas elegantes de Francia. Por otro lado, es importante mencionar que durante su viaje contaron con el soporte del SpidoLite Oro y el SpidoLite titanio, dos guardianes del tiempo poseedores de un un metal precioso a prueba de todo terreno.

Por último, cabe destacar que estos modelos, que por cierto, fueron puestos a la venta  durante el BaselWolrd 2015, han sido aclamados por ser una serie de relojes aclimatados para realizar deportes y actividades extremas, por lo que el camino a través de la nieve de Chamonix, no fue obstáculos para que el SpidoLite saliera triunfante.