Describir en unos cuantos renglones a la nueva embajadora de Tudor es difícil. Lo que sí resulta fácil es enumerar las cualidades que hicieron de Lady Gaga la elección perfecta para representar a la marca y en especial a su nueva campaña #BornToDare: talento desbordado, actitud transgresora, de ideas revolucionarias, contestataria, benevolente, sencillamente una artista completa que suele transitar -siempre con reconocimiento- por la música, la actuación, las causas benéficas, el arte y, por supuesto, la moda.

Para Tudor, la campaña #BornToDare pone de manifiesto el pasado y presente de la marca, los valores sobre los que fue fundada por Hans Wildorf, haciendo énfasis en la osadía que caracteriza a quienes han llevado un Tudor. Los audaces que se han propuesto lograr los imposible y que necesitan de un instrumento que supere las pruebas más extremas.

Lo anterior resume de manera perfecta la afinidad entre Tudor y Lady Gaga, una voz poderosa y una expresividad cautivadora, dispuesta a conquistar al mundo y dejar una huella profunda en la historia. Lady Gaga irrumpió en la cultura pop como pocos, logrando la admiración de millones de fanáticos alrededor del mundo, sus little monsters (pequeños monstruos). Su talento se ha reconocido innumerables ocasiones, haciéndola acreedora de seis premios Grammy, un Globo de Oro, montones de premios MTV, resultado de sus más de 150 millones de sencillos y 30 millones de álbumes vendidos en todo el mundo.

Otra de las facetas que hizo que Tudor pusiera su atención en Lady Gaga, fue la inclinación de la artista hacia las causas sociales y ambientales que más preocupan en el mundo actual. La cantante tuvo una participación activa en la recaudación de fondos para las tragedias que se vivieron en Haití y Japón en 2010 y 2011, respectivamente. Además, Lady Gaga dirige su propia fundación, Born This Way, con el objetivo de empoderar y dar bienestar a los jóvenes. Es también una activista contra el uso de pieles animales en la moda y una defensora incansable de la comunidad LGBT.

Como nueva embajadora de Tudor, Lady Gaga se une a David Beckham como los perfectos estandartes de la filosofía de la marca. Estamos ansiosos por ver qué se avecina entre la marca y estas dos estrellas.

La elección de Lady Gaga es un TUDOR BLACK BAY con disco burdeos.