Nacido en 2015, este reloj femenino ha evolucionado a pasos agigantados desde sus primeros bríos en la colección Automata de Jaquet Droz.

Sus proezas técnicas son innegables, por ello, el Lady 8 Flower de este año fija su atracción en un arreglo caracterizado por muchas más joyas. Ensamblado a mano en los talleres de Jaquet Droz en La Chaux-de-Fonds, esta pieza exclusiva da muestra de la maestría artesanal por la que la Manufactura es bien conocida.

El Lady 8 Flower se ofrece en dos versiones de edición limitada a 8 piezas en oro blanco o rojo de 18 quilates, con disco de oro engastado con 353 diamantes. Rodeando el disco, un arreglo de 114 zafiros azules y 88 diamantes dan vida a este femenino reloj.

La preciosa flor de loto que abre y cierra con el simple toque de un pulsador, se posa sobre la esfera superior. En su centro, un diamante briolette deslumbra en armonía con los pétalos colocados en un fondo de madreperla radiante.

El Lady 8 Flower toma su nombre de la figura de 8 que toman sus dos esferas: el número de la suerte de Pierre-Jaquet Droz y un símbolo de lo eterno, de eterna belleza. Pero la belleza no es lo único que lo define, pues el Lady 8 Flower también presume de una gran sofisticación técnica: ambos movimientos – del reloj y el autómata- funcionan de manera armónica. El movimiento mecánico del reloj, ofrece una reserva de marcha de 38 horas.