Complejidad en su construcción, inmersa en robustas cajas, son las características que han marcado la estética de la Manufactura Greubel Forsey… hasta hoy. Estrenándose en el Salón Internacional de la Alta Relojería (SIHH) 2015, y ganador del Grand Prix d’Horlogerie de Genève el nuevo Tourbillon 24 Secondes Vision en Oro Rosa sorprendió con una impactante simplicidad e inventiva únicas en su clase. Una edición limitada de sólo 22 piezas que presume un tourbillon totalmente fuera de lo ordinario.

Esta impresionante pieza producto del ingenio de Robert Greubel y Stephen Forsey ostenta un poderoso tourbillon de rotación a 24 segundos, posicionado en un ángulo de 25º, visible también al reverso de su caja, en donde también se despliega el display de reserva de poder graduado en una escala de 72 horas. En su parte frontal, la visión del tourbillon se hace presente a la hora 9, acompañado de una esfera blanca con numerales e indicadores de contrastante azul. A la hora 4 de este fascinante guardatiempos está un discreto subdial de segundos y justo debajo de la hora 12 el logo de Greubel Forsey.

La estética minimalista e igualmente extraordinaria del Greubel Forsey Tourbillon 24 Secondes Vision, se complementa con la pureza del oro blanco en su caja de 43 milímetros, una correa de piel de aligátor negra y los acabados realizados a mano en numeroso detalles de la pieza como la jaula del propio tourbillon.