Se trata de un cronógrafo nacido con una marcada inspiración en el universo de los carros de carrera y la industria que los rodea. En su estética, que sin duda aparece como la más icónica en la constante evolución de la Manufactura Linde Werdelin, se destacan la crudeza y las líneas marcadas. Construido en Titanio Grado 5, el nuevo SpidoSpeed Titanium está inmerso en una caja poderosa con detalles en azul LW:  una paleta monocromática de gran masculinidad, potencia y modernidad, que presume de dos nuevas tonalidades consistentes con las de The Rock y The Reef, también de Linde Werdelin.

En una edición limitada de sólo 99 piezas numeradas, el SpidoSpeed Titanium cuenta con un movimiento esqueletizado que ofrece 48 horas de poder de reserva. Ambas caras del guardatiempos están resguardadas por un cristal de zafiro con tratamiento antirreflejante y un tratamiento de SuperLuminova en sus indicadores le confieren una visibilidad incomparable. Su caja y bisel de Titanio Grado 5 ofrecen una hermeticidad de 100 metros y se complementa con una correa intercambiable de caucho natural en tonalidad Azul LW.