Una edición más de la espectacular Rolex 24 en Daytona tuvo lugar en las míticas pistas de Florida, donde los pilotos más talentosos del mundo se reunieron para disputar la gloria en esta emblemática prueba de 24 horas. Con un clima extremo de lluvia, la carrera culminó bajo bandera roja cuando el reloj Rolex pasó la marca de las catorce horas y media.

El No. 77 Mazda y el No. 6 Acura Team Penske dominaron la parte inicial pero el experimentado Fernando Alonso puso a Cadillac en la pelea. Finalmente, el No. 10 Konica Minolta Cadillac DPi-V.R. se llevó la victoria general debido al desempeño de sus pilotos en condiciones desafiantes.

Esta edición contó con Scott Pruett como Gran Mariscal para iniciar oficialmente la competición, el cinco veces ganador de la Rolex 24 en Daytona y amigo de Rolex mencionó haber cumplido un sueño y tildó esta experiencia como fantástica. Además agregó:

“Las carreras fueron increíblemente ajustadas desde el principio, fue de punta a punta, con mucha acción en todas las clases. Es desafortunado que hayamos terminado bajo la bandera roja, pero las condiciones fueron muy duras y se hizo la decisión correcta. Cuando conduces en estas condiciones, es intenso y la precisión es clave porque, como hemos visto, si pones un pie mal, te atrapará. La carrera, durante las últimas 24 horas, exigió el más alto nivel de compromiso, enfoque y dedicación, y los pilotos han sido inspiradores”.

Por otra parte, el No. 7 Mazda Team Joest inscribió sus letras en la historia de Rolex 24 en Daytona con una vuelta rápida de 1:33.685 alrededor del circuito de 5.73 kilómetros. Esta hazaña rompió un récord que perduró por 26 años.

Después de la carrera Rolex reconoció el talento, esfuerzo y dedicación de los pilotos ganadores con un Oyster Perpetual Cosmograph Daytona grabado con su hazaña en la parte posterior, una referencia mítica y anhelada en el trepidante deporte del motor.