Después del anuncio oficial de esta colaboración en el marco del Geneva Motor Show 2018, TAG Heuer presenta dos cronógrafos de edición especial, el Carrera Heuer 01 y el Formula 1, inspirados en las formas, materiales y colores encontrados en los coches deportivos de Aston Martin.

Como un verdadero homenaje a su asociación con el gigante inglés del a velocidad y el lujo, el primer modelo, el TAG Heuer Carrera Heuer 01, se caracteriza por una esfera esqueletizada hexagonal inspirada en los detalles del carro Vantage de Aston Martin, que permite observar el movimiento del cronógrafo. Elementos de la caja de 45 milímetros de diámetro (líneas laterales y asas) evocan el espíritu deportivo y de velocidad, además de las formas de la carrocería de un Aston.

El TAG Heuer Carrera Heuer 01 se presenta en caja de acero con bisel de cerámica negra cepillada grabado con el logotipo de su nuevo socio. La esfera, negra opalina con patrón de panal, cuenta con tres contadores de cronógrafo para los minutos, las horas y un indicador permanente con el logotipo de Aston Martin a la hora 9. Es hermético en hasta 100 metros de profundidad y se entrega con correa de caucho o piel color negro mate.

El segundo modelo, el TAG Heuer Formula 1, es quizás el de aspecto más deportivo de esta dupla de cronógrafos, y se inspira en los colores y formas presentes en la automóviles del equipo Aston Martin Racing. Creado totalmente en acero en un diámetro de 43 milímetros, este cronógrafo con movimiento de cuarzo se destaca por una precisión de una décima de segundo que lo hace ideal en el mundo de las carreras. Vestido en color lima y negro, este TAG Heuer presume tres contadores de cronógrafo en su esfera, el logotipo alado de Aston Martin y, por primera vez en un modelo Formula 1, una correa de piel con costuras color lima.