Cuando hablamos de velerismo, uno de los primeros nombres que brincan a nuestra mente es el del velerista profesional Alex Thomson, un deportista británico que siempre ha rondado en los primeros lugares de las más importantes competencias de veleros a nivel mundial. En el año de 1999, Alex Thomson se convirtió en el velocista más joven en ganar una competencia mundial, desde este punto la carrera de Thomson ha tomado un camino en ascenso poniendo su nombre y el de Gran Bretaña muy en alto.

A sus 39 años, Alex Thomson ha realizado impresionantes hazañas que lo han colocado como un pionero del velero. En esta ocasión el velocista desafió por completo al clima, el viento y a su gran compañero, el océano, para concretar una aventura sin igual. Thomson, navegando en el Mar de Cádiz, España y enfundado en un traje Hugo Boss desafió y superó las leyes de la naturaleza al inclinar su embarcación a 60 grados y así poder caminar libremente por el mástil de este; al llegar al final de su recorrido, Thomson tomó posición de salto y a una altura de 30 metros, él y su traje Hugo Boss iniciaron un descenso hacia el mar. Acción que dio por finalizada la gran aventura de Alex Thomson en Cádiz.