En un edificio histórico conocido entre los lugareños como el «Château», situado en el corazón de Chaux-de-Fonds, JeanRichard ha establecido su Museo de herramientas y maquinaria relojera. Espacio en el que se pueden apreciar algunos de los objetos utilizados por los primeros relojeros que van desde el siglo XVII hasta principios del  XX.

Con más de 100 artículos diferentes, como herramientas, cinceles, maquinaria de producción y algunos otros artefactos, el museo pretende que los visitantes puedan viajar a través del tiempo por de cada una de las piezas, para que así, conozcan el trabajo de manufactura tan meticuloso que se lleva a cabo en la fabricación de un guardatiempos.

Así mismo, el recinto cuenta con una biblioteca que alberga más de 1000 obras que cubren algunas de las primeras teorías y diseños que datan del siglo XVIII, también han incorporado un centro de formación dentro del museo, permitiendo a relojeros que aspiran a formarse dentro de este ámbito, un espacio donde el pasado y el presente existen en armonía. Así que si alguna vez te encuentras en la cuna de la relojería Neuchatel que es La Chaux-de-Fonds, asegúrate de visitar el Museo de herramientas y maquinaria relojera de JeanRichard.