La personalidad de Jean-Claude Biver en el mundo de la relojería es de gran relevancia, sin duda una de las figuras más prominentes de la industria con una carrera de 40 años y que actualmente se le reconoce como el héroe de la crisis del cuarzo; además de engrandecer firmas como OMEGA, Hublot y TAG Heuer. Hace unos días, este ícono y presidente de la división de relojería del Grupo LVMH, anunció su renuncia a este cargo de forma sorpresiva.

Stéphane Bianchi, director de marcas como Yves Rocher y Petit Bateau, será el reemplazo de Jean-Claude Biver. El 1 de noviembre de 2018 fungirá como CEO de la División de relojería y dirigirá TAG Heuer, junto a los CEO de Hublot y Zenith que le reportarán directamente. Por otra parte, Frédéric Arnault ha sido nombrado Director de Estrategia y Digital de TAG Heuer.

Stéphane Bianchi, comentó acerca de su incorporación: «Apasionado por las marcas y su desarrollo, estoy orgulloso de unirme al Grupo LVMH como el nuevo líder de su división de relojería, compuesta por prestigiosas Maisons. El mundo de los relojes y el arte de la relojería siempre me han fascinado y estoy ansioso por unirme a Frédéric Arnault y los equipos de TAG Heuer para continuar su fantástico trabajo, liderado en los últimos años por Jean-Claude Biver, un icono mundial tan emblemático, figura en la industria”.

Finalmente, el ya histórico Jean-Claude Biver añadió: «Luego de 45 años en la industria de la relojería, me gustaría centrarme más específicamente en asesorar y compartir mi experiencia. Agradezco al Grupo LVMH por concederme este honor. Stéphane y Frédéric tienen todo mi apoyo para el futuro. Gracias a todos aquellos que han compartido mi pasión y muchos éxitos, sin los cuales nunca hubiera podido lograr tanto».

De esta forma se cierra un ciclo de uno de los personajes más importantes del mundo de la relojería moderna. Jean-Claude Biver será recordado como uno de los pilares donde yace actualmente la industria de la horología.