Jaquet Droz continúa perpetuando su legado relojero. En esta ocasión presenta una nueva creación perteneciente a su colección Grande Seconde, la histórica familia de referencias nacida hace más de dos siglos y medio bajo la Alta manufactura e ingenio de la Maison. A través del tiempo, el modelo ha evolucionado sin perder su apariencia atemporal; ahora se presenta una nueva versión del Grande Seconde Skelet-One, caracterizado por su esfera esqueletada que permite admirar la arquitectura del movimiento y su material de cerámica.

El Grande Seconde Skelet-One Ceramique está resguardado por una caja de cerámica con revestimiento NAC que se extiende hasta los 41,5 milímetros de diámetro. El disco ostenta un subdial realizado en acero con cepillado vertical posicionado a las 12 horas. Esta subesfera muestra horas y minutos con índices de oro blanco de 18 quilates y agujas de acero azulado. A las 6 en punto se encuentra el gran segundero, fabricado en cristal de zafiro para poder apreciar los decorados del mecanismo. Cabe destacar que ambos subdiscos están fijados por 5 tornillos azulados.

Esta nueva creación de Jaquet Droz está animada por el calibre 2663 SQ, un movimiento mecánico esqueleto de remonte automático con 68 horas de reserva de marcha y masa oscilante de oro blanco de 18 quilates.  

El Grande Seconde Skelet-One Ceramique se adhiere a la muñeca a través de una correa tejida en tonalidad azul hecha a mano con hebilla desplegable fabricada en cerámica y acero con tratamiento PVD negro. Su hermeticidad es de 30 metros bajo el agua.