La suprema artesanía y esencia clásica de Jaquet Droz, nos han deleitado en más de una ocasión con sus asombrosas creaciones. Ahora, la manufactura de La Chaux-de-Fonds vuelve a explorar otros horizontes y renueva el reloj más deportivo de su catálogo con el Jaquet Droz SW Chrono 2018, una referencia sin las complicaciones más recurrentes de la firma pero con la elegancia que la caracteriza.

Este guadatiempos se presenta en dos versiones: en tonalidad azul o gris. Ambos modelos ostentan una robusta caja de acero de 45 mm donde presume una esfera con acabado lamé. Sus índices aplicados están realizados en oro blanco de 18 quilates y muestra números romanos para los cuartos de horas. Sus dos subesferas, ubicadas a las 3 y 9 horas, indican horas y minutos de su función de cronógrafo.

Además, cuenta con apertura de fecha por debajo de las 12 horas y una escala minutera en tonalidad gris. La estética del disco se completa con sus manos con tratamiento de rodio y Super-LumiNova blanco en sus puntas.

En su interior vibra el calibre Jaquet Droz 6885.Si-S a 21.600 alternancias por hora, un movimiento automático con independencia de 40 horas. El espiral al igual que los cuernos del áncora están fabricados con silicio para contrarrestar los efectos del magnetismo. Este mecanismo se puede apreciar por la parte trasera de su caja, la cual es hermética hasta 50 metros bajo el agua.

El Jaquet Droz SW Chrono 2018 viene acompañado por una correa de tejido gris carbón o azul oscuro según la versión, y se ajusta a la muñeca a través de su broche desplegable.